Los colores de los hilos

Actualizado: 23 jun 2020



Bordar es una terapia que practico a diario. Bordar me hace permanecer en el presente pendiente de cada única puntada. La imagen final que se plasmará

en la tela, dependerá de cómo mezclé los colores de los hilos y las puntadas. En el bordado no aplica la rapidez ni el apuro ni el descuido. Estoy aprendiendo a vivir el presente con lo que tengo porque cada día trae su afán. Las circunstancias son neutras y yo elijo como vivirlas. Entendí que no amanecerá ni anochecerá más de prisa si me concentro, simplemente pasará y no tengo el control para apresurarlo o evitarlo. Entendí que un dolor no duele menos si lo revivo una y otra vez, para que algo no duela debo soltarlo y dejarlo en el lugar que le pertenece.

Todavía no logro descifrar si culturalmente y socialmente se debe aplicar la preocupación para vivir pero sé que preocuparse evita ocuparse en solucionar.

Mis palabras, mis acciones y mi tiempo existen en el presente.

Prestar atención a lo que si tengo y cuando lo tengo es lo más cercano a vivir el presente sin ansiedad que he experimentado.

Me parecía tan difícil vivir sin los pesos del dolor del pasado o del miedo al futuro pero existen métodos diarios para lidiar con los tiempos y tratar de vivir en el hoy la mayor parte del tiempo.

Hoy mientras escribo escucho música y veo muchas nubes, no hay nada más.

El arte nos acerca a la sensibilidad innata que tenemos los seres humanos, nos abre nuevas puertas de autoconocimiento. Cualquier medio artístico dejará como resultado algo salido del corazón, yo espero que sea hermoso.


Carmen Irene





26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo