El Tiempo

Actualizado: 23 jun 2020

No le temo al paso del tiempo, le temo a no darme cuenta, cerrar los brazos y no volar junto a él. No les temo a las canas, a las arrugas o a la flacidez, pienso que la mejor manera de encararlas es vivir feliz cada etapa. Prefiero que las señales del tiempo se conviertan en recordatorios alegres de haber vivido.

A este nuevo año con humildad le pedí más tiempo. Le pedí que me permita utilizarlo para cuidarme y quererme porque solo así puedo aportar en mi entorno. Quiero que mis ojos sean capaces de reflejar mi alma tranquila. Quiero guardar en mi felicidad los recuerdos de quienes me rodean.


Quiero aventuras con atardeceres de verano e invierno, mares y montañas, caminos largos y cortos. Quiero grabar en mi memoria los abrazos que me cortan el aliento y las risas que me hacen más bonita. Quiero escribir por largas horas. Quiero intervalos de descanso capaces de mirar a través de las ventanas, historias que se puedan contar.


Este año quiero disfrutar de no hacer nada y de hacer todo, las cosas de la vida cambian y terminan.


No le temo al paso del tiempo, lo que me da miedo es no haberme dado cuenta y perderme los momentos importantes que casi siempre no lo parecen. No le temo al fin del tiempo, le temo a que ese día llegue sin que mi saldo este en ceros y que mi cuenta tenga deudas pendientes.

Me gusta ver mis fotos y darme cuenta de que el tiempo es el intangible más costoso que poseo.


Este año me quiero ilusionar sin expectativas, segura de que cada minuto hago lo suficiente.


@lacarmenirene







66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo