El Cuento de los Baby Animalekos

Llegamos al taller de Cirene con nuestras orejas largas hasta el suelo, las chicas del taller de Cirene nos vistieron con pijamas de nubes, nos llenaron de magia y grandes abrazos.



Ya conocimos a los miembros de nuestra familia, los monstritos saltaron por todas partes mientras los elefankos y los conekos nos saludaron con sonrisas picaronas y jugamos todo el día.



Nuestra creadora Carmen llegó cuando salió la luna y nos hizo chocolate caliente mientras contaba historias de guerreros y hadas mágicas para hacernos dormir. Ella nos explicó que pronto iríamos a casas de niños y niñas para jugar con ellos y construir muchas memorias y vivir lindas aventuras, nosotros movimos nuestras orejas de felicidad, estamos listos para nuevas aventuras.



Al siguiente día nos pusieron en cajas que parecen naves espaciales con papeles de colores y besos guardados. Una nueva historia quedará escrita en el corazón de los pequeñitos a donde vayamos para jugar con un amor sin fin.


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo