¿Cómo crear espacios mágicos en casa?

El juego libre en los niños es la base de su desarrollo tanto a nivel creativo como en su crecimiento y maduración neuronal 💫



El espacio de juegos puede convertirse en uno de los espacios más preciados por los niños. Generalmente, en esa área los pequeños de la casa se sienten cómodos y seguros. De hecho, se trata de una de los lugares en donde los niños se sienten dueños de su propio espacio.

Este espacio es ideal para reforzar a los pequeños su propia seguridad y es también muy bueno para crecer mientras juegan y aprenden.


Con los niños en casa la mayor parte del tiempo, debido a la nueva normalidad que nos ha tocado vivir, decidimos compartirles ¿Cómo crear espacios mágicos en casa?


1. Un espacio recreativo dentro de la habitación

En muchas ocasiones, las casas o departamentos no tienen las habitaciones suficientes para organizar una zona de juegos en un espacio específico. Por eso, es necesario poner a trabajar la creatividad y organizar esa área en espacios ya utilizados. Una de las recomendaciones es organizar el cuarto del niño de tal manera que quede algún espacio libre.


2. Utilizar recursos disponibles en casa

Recomendamos organizar una zona de juegos utilizando recursos disponibles en casa. Con un poco de habilidad y mucha creatividad, es posible armar un área de diversión muy fácilmente.


3. Manos a la obra

- El adulto no debe dirigir la actividad pero si poner a disposición los elementos para la construcción del espacio de juego.

-Definir en qué lugar va a estar el espacio de juego y qué va a representar (una casa, un refugio, una tienda mágica, un castillo, etc)

-Utilizar materiales que tengan en casa como: cajas de cartón, cartulinas, pinturas de agua, pinceles, tijeras, luces, muchos colores y todo lo que consideres necesario.

-Permitir que los niños experimenten y creen con sus manos ya sea pintando, recortando, armando el escenario del lugar de juego.

-Ayudar en tareas más complicadas.

-Incluir luces, carteles escritos por los niños y unos cuantos cojines

-Llevar los juguetes preferidos y empezar a crear historias y aventuras.


A través de esta actividad le damos oportunidad a los niños a la comprensión e integración natural consigo mismo y con su entorno, y que tienen validez para los niños a lo largo de su infancia, pues según va creciendo, utilizará los recursos de diferentes maneras.



Tipos de espacios de juegos


La Casita

Jugar a “las casitas” promueve el juego simbólico, ayuda a los niños a combinar hechos reales con hechos imaginativos, de esta forma proyectan sus vivencias diarias y las imitan. A través de este juego, van creando una estructura interior que da sentido a lo que viven y les ayuda a comprender el mundo.


La Tienda


Este tipo de espacio de juego promueve el pensamiento lógico. Es una actividad que se puede comenzar con pocos elementos y, a medida que el niño crece, aumentar las posibilidades. Para esta actividad será muy útil un mueble o mesa que los niños puedan utilizar como mostrador, así como pequeñas cestas en las que podemos colocar botones, conchas, cintas, papeles o trozos de tela de colores, palos de helado, o los propios juguetes. Así ellos van entendiendo el valor de las cosas.


Las Construcciones


Este tipo de espacio de juego promueve el juego libre. El ser humano realiza  construcciones casi de manera innata, casi todos los niños construyen aún sin haber visto nada que puedan imitar. Crear todo lo que su imaginación permita desde cabañas, edificios, barcos con legos o materiales que puedan ser idóneos para esta actividad, permite que desarrollen habilidades, pues están creando y alimentando la fantasía y creatividad, que les ayudará en el futuro a crear soluciones propias.


Los disfraces


El ser humano presenta múltiples facetas en su interior; recrearlas en un teatro es constante en la infancia, pues acerca a los niños a situaciones y sentimientos que necesitan tener una salida y respuesta. Jugar a los disfraces convierte una idea en acción, proporciona sensaciones, planteamientos, imaginación, fantasía, magia y una libertad creadora que, si no se consigue en la infancia, es prácticamente imposible conseguir en la etapa adulta.


Cuentacuentos Los cuentos son elementos fundamentales en el desarrollo humano. Cuando tienen menos de cinco años aproximadamente, suelen utilizarlos como "juguetes", por lo que es mejor que los lea el adulto. A partir de los cinco años, podemos crear un espacio con cojines, una alfombra y cuentos de calidad a su alcance para que se acerquen a ellos libremente.


Finalmente, si tenemos un espacio para una mesita, podemos crear la mesa de estación. No es un espacio para el juego propiamente dicho, más bien, es un lugar para recrear el estado de la naturaleza, en la que el niño puede participar dejando los “tesoros” que les gusta recoger en sus paseos por el parque, la playa, el campo.


Importante

La actividad debe ser realizado en su mayoría por los niños, esto les permitirá sentirse parte de la creación del espacio de juego y hará que valoren más cuidarlo y tenerlo ordenado.


¡Gracias por leernos hasta aquí!

Los animamos a crear muchos espacios mágicos con sus hijos.





46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo